Reseña: Prohibido

Publicado por Vixen Cash , sábado, 16 de mayo de 2015 21:08

Prohibido, Tabitha Suzuma



Título: Forbidden
Título original: Prohibido

Autor: Tabitha Suzuma

Editorial: Oz Editorial

Año de publicación: 2013

Encuadernación: tapa blanda

Número de páginas: 384



SINOPSIS:

“No podemos. Si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?”. Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad. La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina.         


OPINIÓN PERSONAL:

Este libro puedo resumirlo en dos palabras: "DOLOROSAMENTE PRECIOSO".

Nos encontramos ante una historia que trata uno de los temas más tabú de la sociedad: el incesto, en este caso entre hermanos.
Estamos ante una familia numerosa, en la cual el padre los abandonó para irse del país, casarse y formar una nueva familia, haciendo promesas que se quedarían en alguna que otra postal de navidad, para acabar con el tiempo desentendiendose completamente de todos ellos; tenemos también una madre (por llamarla de alguna forma) que lo único que le importa es creerse eternamente joven, el alcohol, su nuevo novio y gastarse el poco dinero que gana en caprichos adolescentes, y me atrevería a decir que en este orden. De sus hijos solo le llega a preocupar que le pidan dinero para los gastos básicos y que no llamen la atención de los vecinos para que no envien un asistente social ya que ninguno de los cinco hermanos son mayores de edad.

Ante este panorama, tenemos a los protagonistas de la historia, los dos hermanos mayores: Lochan, con diecisiete años y Maya, con dieciséis, quienes tienen que tomar las riendas de la casa, la familia y la educación de los pequeños, en resumen: adoptar los papeles de padres. Obviamente, intentan llevar una vida de adolescente normal, y en ocasiones, cuidar y cubrir a su madre cuando aparece demasiado ebria para hacerse cargo de nada (cuando se digna a aparecer en casa).

Me encanta la forma en la que Tabitha Suzuma ha logrado desarrollar esta desgarradora historia de amor: va evolucionando lentamente desde la inocencia de una mirada de complicidad hasta un amor tan apasionado que duele, tanto a los protagonistas, como al lector.
La manera en la que el amor fraternal que ambos sienten va transformándose de manera paulatina en un amor romántico, está tan, tan y tan bien plasmado que no se te llega a pasar por la cabeza que se hayan llegado a desear y necesitar de tal forma; parece que la situación en la que se encuentra su familia los hayan obligado a eso, ya que están haciendo los papeles de padres, ¿por qué no?.
A medida que vas leyendo, que vas avanzando y profundizando en la trama, no puedes evitar preguntarte de vez en cuando: “¿Cómo podrá acabar esto?”, sobretodo en la recta final. Pero por más que uno/a mismo/a se vaya imaginando sus propios finales a medida que vas devorando capítulo tras capítulo (porque llega un punto en el libro en el cual no puedes cerrar el libro ni para comer), nada te prepara para ese desenlace: un final devastador en el que piensas que no has leído bien, te quedas con la boca abierta y cierras el libro pensando que no puedes seguir con esto y posteriormente, al acabar la última página y pasado un tiempo y habiendo aceptado por fin ese final,  todos estos sentimientos y reacciones convergen en un torrente de lágrimas. Porque, este libro, creo que o lo odias/te causa rechazo (por el tema que trata) o simplemente te enamoras locamente de él, y si lo has leído o comenzado a leer, no te deja indiferente.

Otra cosa que hizo que me sumergiera tanto en la lectura y en ambos protagonistas fue la forma en la que está escrito, en primera persona, cada capítulo desde el punto de vista de Lochan o Maya. Muy pocas veces, he podido diferenciar tan claramente quien está narrando cada capítulo (aparte del título de éste). Están muy bien conseguidas ambas personalidades, Lochan es un torbellino de ansiedad, miedo, pánico y poco a poco se va volviendo muy paranoico, muestra también el amor que siente hacia su familia y Maya, en el que se deja entrever que son lo único importante en su vida; Maya es todo lo contrario a su hermano, aunque también tiene miedo por lo empieza a ocurrir en su vida, siempre va buscando el lado bueno, la parte feliz de todo. De verdad, está super lograda la subjetividad de la narración, cuando leía a Lochan me ponía nerviosa, muy nerviosa según la ocasión, esa manera de empatizar tanto con unos personajes, con un libro es… impresionante.



En resumen: enamoradísima de este libro, recomendado cien por cien a aquellos que disfruten con historias de amor difícil e imposible, y sobretodo a aquellos que no les cause rechazo el tema del incesto.



Puntuación: 4,5 / 5 



"A medida que la luz comienza a intensificarse, lo mismo ocurre con mi miseria, y me pregunto cómo es posible hacer tanto daño cuando no hay nada malo."

0 Response to "Reseña: Prohibido"

Publicar un comentario en la entrada